“Los cubanos y las redes sociales” fue el nombre del debate desarrollado el 21 de diciembre en el espacio “En Diálogo”, convocado por la revista Espacio Laical en el aula magna del Centro Cultural Padre Félix Varela.

El encuentro contó con unos veinte participantes y tuvo entre sus panelistas a los periodistas José Jasán Nieves, coordinador general del medio independiente elTOQUE; Sandra Madiedo, especialista en Marketing de elTOQUE; Darío Alejandro Escobar, director de la revista oficial Somos Jóvenes, y al ingeniero Daniel Estévez González, Webmaster de la revista Palabra Nueva.

Trascendió en el encuentro que, según cifras oficiales, Cuba ya alcanza los 5 millones de usuarios en Internet, de los cuales, alrededor de un 60% accede a las redes a través de las instituciones y solo el 40% (2 millones) se conectan pagando la tarifa oficial de la Empresa de Telecomunicaciones (ETECSA).

“Los cubanos entran en redes sociales, especialmente los jóvenes, están muy atentos y conectados a los comportamientos típicos de cualquier joven del mundo occidental que está en las redes sociales”, señaló José Jasán Nieves, quien agregó que, pese a las limitaciones, el espacio público de los cubanos se ha multiplicado.

Por su parte, el ingeniero Daniel Estévez explicó que la conectividad de los cubanos continúa siendo pobre en comparación con la media internacional.

“En el diario Juventud Rebelde (oficial) decía ETECSA que se habían alcanzado las 145 mil conexiones al unísono en Cuba; yo creo que ese número es risible dada la cantidad de personas y el tiempo que hace que existen en las redes sociales, y la conectividad de Internet en el mundo (…) Dividan la cifra por 10 millones y vean el número que están dando”.

Los participantes en el debate coincidieron en que la mayoría de los cubanos limita su acceso a Internet a la comunicación familiar y que el costo del servicio todavía es muy alto comparado con el salario promedio en Cuba (750 pesos mensuales – 30 CUC).

Desde su experiencia personal, la periodista Sandra Madiedo se refirió a la necesidad de “alfabetizar” a los jóvenes, al referirse al uso de Internet más allá de las redes sociales. Agregó como ejemplo a un grupo de treinta y cinco estudiantes de comunicación que compraron paquetes de datos; solo uno de ellos utilizó el servicio para buscar la información académica, el resto lo utilizó en las redes sociales.

Control estatal de la navegación en Internet

El debate cobró profundidad con el tema de la seguridad digital y los controles estatales, así como el acceso de algunas instituciones a los datos de los usuarios. También salió a relucir el desinterés de los cubanos por defender el derecho a la privacidad mediante una legislación.

El periodista José Jasán Nieves apuntó la importancia de establecer constitucionalmente la privacidad de los datos de usuarios que dependen de un servidor controlado por el gobierno.

“Mas allá del control de Internet que pueda existir en las instituciones cubanas, en cuanto al uso que hacen sus trabajadores o estudiantes (…) Deberíamos preocuparnos por el control que se ejerce sobre nuestros datos”, dijo.

De igual forma, el periodista advirtió que la legislación vigente permite a las instituciones de orden interior acceder a la información de los usuarios.

“El punto esta en cómo los ciudadanos nos preocupamos en ver qué es lo que esta legislado en esa materia y cómo de alguna manera buscamos incidir en que sea diferente”, propuso Nieves.

Igualmente, los participantes en el debate abordaron temas como el llamado gobierno electrónico, la nueva directiva del gobierno que orientó al Consejo de Ministro a utilizar las redes sociales.

“En Diálogo” es un espacio que debate los temas que afectan a la sociedad cubana. A finales de septiembre, el espacio dedicó el debate al proyecto de Constitución que se aprobara el próximo mes de febrero del 2019.

Con información de una nota publicada por Cubanet.